Estomatitis linfocítica plasmocítica del felino

Dentro de las patologías orales felinas, es sin duda la estomatitis linfocítica plasmócitica, la patalogía más frustrante para el tratamiento médico veterinario. Su signología varía desde una tenue línea roja gingival a proliferaciones hemorrágicas de las encías y de la orofaringe (ver foto). Su etiología aún no ha sido definida pero se sospecha un componente inmunitario por la gran cantidad de células plasmáticas.

Aparentemente fácil de tratar con antibióticos y corticosteroides, los cuales producen sólo un alivio transitorio, la historia clínica del paciente se convierte en una interminable espiral de mejoría y recidivas que sumergen al pobre animal en viajes sucesivos al veterinario sin una solución definitivamente eficaz.

Es por ello que el médico veterinario debe enfrentar al problema con suma paciencia y exigir de los propietarios toda la colaboración posible para el éxito del tratamiento, ya que sólo podremos controlarla o en el mejor de los casos erradicar la patología por extracción de las piezas dentales.

Lo primero que debemos hacer desde el punto de vista médico, es descartar la Leucemia Felina, Virus de inmunodeficiencia y enfermedades metabólicas que suelen presentarse con gingivitis. Luego debemos recordar que no siempre las patologías se encuentran puras, ya pueden coexistir con otras patologías como la Enfermedad Periodontal o la Resorción Odontoclástica, entre otras, y realizar el diagnóstico y tratamiento de todas ellas.

Se debe recordar que sumado a la signología gingival podemos encontrar disfagia, pérdida de peso y ptialismo. Al examen bucal también podemos ver hiperplasia e hiperemia de los arcos glosopalatino y palatofaringeo, del paladar blando y de la orofaringe. La presencia de Enfermedad Periodontal puede ser muy marcada alrededor de los premolares y molares y el examen radiológico revela marcada pérdida de hueso.

Para su tratamiento odontológico debemos realizar una correcta limpieza dental y evaluación de cada diente por separado para ver su grado de fijación al hueso. Para ello sería ideal poder tomar radiografías dentales al animal y decidir la extracción de la pieza si ha perdido el 50% de su fijación ósea, así como también extraer todas las raíces retenidas que causen un proceso inflamatorio. Luego se le indicará al dueño que le debe cepillar todos los días los dientes y enjuagarlos con una solución de clorhexidina al 2%. Pero todos sabemos que es muy difícil convencer al dueño de que realice dicha maniobra diariamente, por lo que lo podemos persuadir de que lo realice en una forma frecuente acorde a su responsabilidad y controlar al animal en el consultorio a los 2 meses posteriores la tratamiento. Si después de este período el animal no mejora podemos tomar dos caminos:

1. Extraer todas las piezas dentales que estén distales a los colmillos, maniobra que no siempre soluciona el problema, ya que un porcentaje considerable sigue manifestando la lesión aún sin dientes.

2. Darle una segunda oportunidad con una terapia de antibióticos y antinflamatorios sumada al cuidado hogareño. En esta etapa suministrar espiramicina–metronidazol (Stomagyl) a razón de 1 comprimido cada 10 kg/día por no más de 10 días y dosis diarias de prednisolona a razón de 2-4 mg/kg oral para ir decreciendo según resultado. Obviamente que dicha administración debe ser realizada siempre y cuando la dentadura se encuentre limpia y su objetivo será bajar la inflamación para que el propietario vuelva a intentar la limpieza hogareña con clorhexidina. De lo contrario nos encontraríamos frente a un caso de constantes ciclos de antibióticos y antinflamatorios que a la larga terminarían perjudicando la salud de nuestro paciente.

Si esta segunda etapa fracasa, deberemos extraer las piezas dentales tal cual fue explicado.

La ESTOMATITIS LINFOCITICA PLASMOCITICA DEL FELINO es una patología frecuente que no debemos dejar pasar por alto, ya que compromete el estado general del paciente y a largo plazo puede tener un efecto muy perjudicial en la salud de nuestro paciente.

CONCLUSIÓN

Complejo estomatitis linfocítica plasmocítica: Su etiología aún no ha sido definida pero se sospecha de componente inmunitario (alta cantidad cél. plasmáticas)

Antibióticos + corticoides: alivio transitorio, con mejoras y recidivas.

Pasos a seguir:

- Test VIF y ViLeF y descartar enfermedades metabólicas.
- Coexistencia con otras enfermedades? Enfermedad periodontal, la resorción odontoclástica.
- Signos asociados: gingivitis, disfagia, pérdida de peso, ptialismo, hiperplasia e hiperemia de los arcos glosopalatino y palatofaringeo, del paladar blando y de la orofaringe.

Tratamiento:

- Correcta limpieza dental.
- Evaluación de cada diente para ver su grado de fijación al hueso (radiografías). Extracción de la pieza si ha perdido el 50% de su fijación ósea.
- Limpieza dental diaria con solución de clorhexidina al 2%.

Después de 2 meses de tratamiento, si no mejora:

- Extraer todas las piezas dentales que estén distales a los colmillos.
segunda oportunidad con una terapia de antibióticos y antinflamatorios: espiramicina–metronidazol 1 comp. /día c/ 10 kg por no más de 10 días + prednisolona a 2-4 mg/kg PO.

Si esta segunda etapa fracasa, deberemos extraer las piezas dentales.

LA ESTOMATITIS LINFOCITICA PLASMOCITICA DEL FELINO es una patología frecuente que no debemos dejar pasar por alto, ya que compromete el estado general del paciente.

 

 

www.portalveterinaria.com